Abundantes cortinas de humo

Salida de aviones militares en Escocia/ M.Moragues

Salida de aviones militares en Escocia/ M.Moragues

En tiempos de guerra, ambos bandos utilizaban las llamadas cortinas de humo para que el adversario no pudiera ver qué estaban planeando. Era un buen método para lograr la tan valiosa victoria.
Hoy, en mi querida ciudad, Gandia, ambos bloques políticos (PP y PSOE) hacen lo mismo, desprender bombas de gas que solo sirven para enmascarar sus trapos sucios. Y a ello le prosigue, un ataque directo y destructor hacia el bando contrario.
Sus embestidas no son más que reproches que quedan simplemente en eso, reproches. Nadie es capaz de llevar hacia delante estas supuestas verdades porque saben que el adversario tiene una carga importante que puede dañarle de inmediato.
Son guerras sin serlo. En el siglo XXI, luchas sin sentido que no llevan a ningún lugar que no sea su victoria particular. En ocasiones me pregunto, ¿por qué ambos bandos no se desprenden de todo su armamento y dicen la verdad absoluta?
Es evidente, podrían debilitar al contrario pero saben que el contraataque de éste puede ser igual o superior. No quieren perder la batalla antes de hora. Pero no saben que los civiles ya están hartos de estos conflictos. Queremos saber la verdad, no una verdad a cuentagotas. La verdad absoluta.
Afirmaciones que nos hagan abrir los ojos y que podamos llamar culpables a aquellos que realmente lo sean. Estamos cansados de que unos digan y otros contesten con más medias verdades que no acaban demostrándose.
Sus últimas mini batallas: Sentencia que obliga al Ayuntamiento de Gandia a readmitir a las profesoras de las escoletas vs Facturas de comidas que supuestamente pagó el PSOE con dinero público. Retirada de la escultura de Antoni Miró vs Convocatoria del concurso de ideas para la Platja de l’Ahuir.
Pero no se dan cuenta o no quieren hacerlo, 423 civiles más han caído en el pozo sin salida aparente, llamado paro, en el mes de septiembre. Personas que vuelven a estar paradas sin saber dónde ir, mientras sus altos cargos se dedican a hacer guerrillas que no benefician en nada a esos 9.470 civiles que hoy por hoy no tienen empleo. Piensen en las personas y dejen a parte sus conflictos. Digan toda la verdad y adelanten trabajo. Preocúpense de los civiles y terminemos con esta guerra, ¡YA!

 

Abundantes cortinas de humo

2 Comentarios

  1. Tienes toda la razón, en Gandia estamos ya hartos de tanta crispación, de tantos trapos sucios y de tanta tontería. El paro sigue subiendo y ni unos ni otros poden coto a esta lacra. La gente va perdiendo la alegría, nos están contagiando sus males artes y a la mínina saltamos.
    Així que ten tota la raó, ja està bé.
    Salutacions

  2. Ana r, gracias por comentar nuestro artículo y sobre todo por aportar tu opinión sobre la situación política de Gandia.
    Desde Todos decimos patata, esperamos que la gente no pierda la alegría y siga luchando por aquello que cree. La esperanza es lo último que se debe perder.

    Un saludo y te esperamos otras veces en nuestro blog. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *