En la guerra y en el amor no todo vale, existen unos límites. Los extremos nunca fueron buenos, en la variedad está el gusto y una sociedad con diferentes pensamientos es mucho mejor.

Existen 3 tipos de personas en la humanidad: los que prometen por encima de sus posibilidades, los que juran sin conocer su significado y aquellos que dan su palabra de hombre o mujer.

Tal vez me olvidé de escribir, de contar historias o de narrar la realidad. Tal vez no fui yo, fue mi subconsciente el que me dijo que no lo hiciera.