Carta a Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia de España

María MoraguesQuerido Alberto Ruiz-Gallardón:

Me dispongo a escribirle esta carta. Mi nombre es María Moragues, soy una joven de tan solo 24 años. Mi vida se ha desarrollado en el seno de una familia convencional, de esas que tanto le agradan a usted. Padres casados y trabajadores, sin antecedentes policiales. Mi hermana, una joven que todavía no ha encontrado pareja pero le aseguro que llegará a casarse y por la iglesia, esa religión que tanto usted proclama.

Después de ponerle en contexto le hablaré de mí. Soy una joven ilusionada que comenzó su carrera educativa en un colegio de monjas. Me inculcaron los valores de la religión, la igualdad y el respeto. Hoy, tras 24 años me declaro una revolucionaria.

El respeto por los demás es mi valor esencial. Respeto las opiniones de los demás españoles aunque no coincida con ellas. Usted no se asemeja en nada a mí. Es capaz de imponer una Ley del Aborto que considero que es la más retrógrada de la historia de la justicia española. Usted no debe decidir qué han de hacer las parejas españolas. Sí, la decisión de ser padres es tanto de la mujer como del hombre. Ser padres no es tan solo parir. Educar, guiar y amar es cosa de dos.

Igualdad. Todos los españoles somos iguales. Unos padres ricos sí que pueden decidir si quieren llevar un embarazo de alto riesgo, puesto que tienen un patrimonio económico suficiente para pagar un aborto ilegal en una clínica privada. En cambio, unos padres pobres han de seguir adelante, a pesar de no querer hacerlo. Qué deprimente, ¿verdad? Y usted quería que los niños sufrieran y sus padres con ellos.

Y por último la religión. Usted ha declarado en varias ocasiones su desapruebo a la Ley del Matrimonio Homosexual y además quería implantar una Ley del aborto retrógrada y poco humana. En cambio, el papa Francisco no se ha pronunciado sobre ello, ha decidido que cada persona cristiana direccione su vida hacia el lugar que desee. Pero usted un simple cristiano más es capaz de decidir qué deben hacer los españoles. Se equivocaba, señor Gallardón y su partido se lo ha trasmitido.

Llegará un día en el que se dará cuenta que su vida política y moral se acabó cuando decidió implantar una Ley del Aborto que perjudicaba a los hombres y a las mujeres por igual. Que nunca debió meter las narices en un tema tan serio como es el nacimiento de un hijo. Usted, religioso, aborrecerá el día en el que soñó que era la matrona de todos los bebés nacidos en el territorio español.

Si usted hubiera variado tan solo un punto, ¡un punto! de la actual Ley del Aborto tendría me aprobación. Una niña de 16 y 17 años no debe decidir si han de continuar gestando un bebé, los padres han de ser conscientes de que decisión toma tanto su hija como su pareja.

Hoy, señor Gallardón me alegro de que deje la política porque su ideología no cabe ni en las derechas ni en las izquierdas.

Hasta luego, señor Gallardón.

Atentamente,
María Moragues Alandete.

Carta a Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.