Nos vamos a cuidar un poquito…

Ya hemos pasado la operación bikini y otro año más nuestro cuerpo no está preparado para lucir esos trajes de baño minúsculos y de vértigo que nos muestran en las publicidades de los grandes almacenes.

Nuestro cuerpo sigue siendo ‘preciosamente’ imperfecto pero también está bien aprender a cuidarnos un poco y de vez en cuando darnos un pequeño capricho.

Me he propuesto compartir con vosotros las recetas más sanas y gustosas que preparo en mi casa. Son la transformación de comidas grasientas y con millones de kilocalorías a pequeños placeres con un sabor especial.

Espero que os gusten y disfrutéis tanto como yo preparando estas delicatesen. 😉

Nos vamos a cuidar un poquito…