Lasaña sin pasta y con toques muy especiales

Como os he contado hace unas horas, quiero dedicar parte de este blog a la gastronomía. Especialmente a las recetas que transformo de grasientas a ‘lights’. Además me encantaría contaros qué platos o restaurantes de Gandia son los que mejores.

Todos mis post tendrán un toque especial, diferente y espero que divertido. Así que manos a la obra…

Receta de lasaña sin pasta y con unos toques especiales (para guarnición).

Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes lasaña sin pastaUn calabacín mediano (en esta ocasión es ecológico del huerto de mi padre)

100 gr de pavo

6 cortadas de queso Havarti Light

Cortaditas Masdam Light

4 cucharadas grandes de tomate triturado

Una pizca de sal, perefil y ajo

2 cucharadas pequeñas de aceite

Pasos a seguir:

Pelar el calabacín, ello es voluntario. Algunas personas consideran que la piel tiene muchos nutrientes, en cambio a mí me repele…

Cortar a rodajas finas el calabacín. En este momento te darás cuenta la importancia del trabajo que realiza un afilador. ¡Ningún cuchillo que corte como toca en toda la casa!

Untamos en un recipiente de barro 2 cucharadas tomate triturado y añadimos una pizca de sal.

tomate

Colocamos una capa de calabacín encima del tomate de manera que se cubra toda la superficie del recipiente.

image2(2)

Ponemos ‘estratégicamente’ el pavo y 3 cortadas de queso encima del calabacín. Ahora un poquito de tomate triturado, ajo y perejil (al gusto). Muchos os preguntaréis el motivo por el cual pongo el perejil antes de colocar la otra capa de calabacín, odio que las especies se quemen el horno. Es preferible que guarden su esencia que tengan sabor a ‘pan quemado’.image2

image3

image4Cubrimos todo ello con una nueva capa de calacacín y un poco de aceite. Más queso por encima, esta vez 3 lonchas de queso light y unas cuantas cortaditas de queso Masdam Light (ello a elección del consumidor). En mi casa no solemos comer mucho queso pero cuando vamos a calentarlo en el horno nos volvemos locosss. ¡Mmmmmm!

Y para finalizar precalentamos el horno a 200 º por arriba y por abajo durante 5 minutos. Una vez terminado este plazo, ponemos la cazuela y dejamos que se cueza como mínimo durante 10 minutos. Si queremos que el queso se funda más, lo dejamos un ratito más.

Hoy no os puedo dejar el resultado final ya que ‘los zampones’ que tengo en casa se lo han comido mientras yo no estaba y no me han dejado ni probarla… ¡Prometo que esto nunca más va a volver a ocurrir!

Bon profit!

 

La combinació del periodisme i les falles

Una de les meues passions són les falles. Qui em conegueu sabeu que des de ben xicoteta, els meus  pares, iaios, tios, cosins i germana m’ensenyaren a estimar la festa. D’ells vaig aprendre a sentir l’olor  a pólvora com un signe d’identitat. Les bandes de música com la millor melodia de la meua vida. I vaig  comprendre la dificultat i esforç necessari per plantar un monument cada any. Hui hem senc  orgullosa d’haver aprés tot açò i molt més.

Una de les meues altres passions és el periodisme. No comprendria la meua vida sense escriure o  parlar. Sóc d’eixes persones que viuen per informar, per saber, per escoltar i el que més difícil  comprendre. I a dia de hui tinc la sort de guanyar-me la vida fent el que més m’agrada.

I si aquestes dos passions s’uniren? Encara que no ho cregau és possible. Ho és gràcies a la proposta  de Telmo Gadea. Si el diumenge guanyem, podré escriure i informar sobre tots els temes relacionats amb les Falles de Gandia i la Federació de Falles. Aportaré el millor de mi, els meus coneixements en aquesta matèria i sobretot la meua il·lusió. Formaré part d’un gran grup de professionals, formats i preparats. On te cabuda la gent més experimentada i els fallers joves i amb ganes de treballar. La candidatura de Telmo Gadea busca innovar i millorar tots els aspectes fallers. Les nostres propostes són clares i amb fundament. I allí estaré jo, donant el millor de mi perquè les falles i el periodisme són la meua passió.

Espere que aquest somni no acabe mai, que aquesta combinació perfecta dure 4 o 20 anys. Per què em senc orgullosa de formar part d’aquest gran equip.

Gràcies Telmo Gadea per confiar en mi i en totes les grans persones que formen aquesta candidatura. De segur valdrà la pena.

Cuando todo se veía negro, te has convertido en un rayo de luz

maria moraguesLas navidades son perfectos momentos para hacer un resumen de los últimos 365 años, de recordar a las personas que han sido importantes en nuestras vidas.

Hoy brindo por los grandes momentos vividos, por aquellos que me han logrado esbozar una sonrisa y que perdurarán en mi memoria.Por los instantes más importantes de mi vida, el nacimiento de un sobrino/a, la recuperación de salud o simplemente ese beso tan importante que te ha hecho seguir hacia delante.

Hoy brindo por la vida, que en ocasiones te hace caer pero la familia y los amigos consiguen que te levantes. Estos últimos 365 días no han sido fáciles, por no decir los más complicados de mi vida, pero de cada uno de ellos he aprendido como has hecho tú a lo largo de tus vivencias. He madurado, he confiado, me he decepcionado, me he caído pero también me he levantado. Tan solo por ello, ha merecido la pena.

Hoy brindo por mi familia, las grandes personas que diariamente me han hecho mejor. Aquellas que cuando todo se veía negro, se convertían en un rayo de luz. Han sido, son y serán siempre el motor de nuestra vida. Sin ellos nada de esto tendría sentido.

Hoy brindo por la familia que elegimos, los amigos. Personas que se han cruzado en nuestras vidas y poco a poco se han convertido en una parte imprescindible de nosotros. No importa la hora, ni el día que pase lo que pase, ellos estarán ahí.

También brindo por los grandes profesionales que han conseguido que este año termine siendo feliz. Los que han logrado que mi familia y amigos gocen de salud. Aunque no lo crean, gracias a ellos este año nos ha tocado varias veces el gordo.

Y por último brindo por vosotros y por los que desgraciadamente ya no están. Por los que un día fueron tan importantes en nuestras vidas y hoy estarán presentes en nuestras cabezas. Por que nadie desaparece, si perdura en nuestra memoria.

¡Feliz Navidad!

Vuelvo a engrosar las listas del paro

maria moragues alandeteLas experiencias de la vida son eso, simplemente experiencias. Todas ellas te hacen avanzar, progresar y sobre todo mejorar. Pueden ser óptimas o infames pero siempre se debe buscar la parte positiva de los hechos. Hoy vuelvo a las listas del paro, engrosaré esa cifra que tanto perjudica a la sociedad española. Tras 9 meses desempeñando el trabajo que más me gusta, el periodismo, todo termina de golpe y porrazo.

Como he comentado en numerosas ocasiones, me he tomado todos mis empleos como algo personal. No soy de esas personas que termina su jornada laboral y desconecta. Jamás he podido dejar de pensar en cómo progresar, en cómo mejorar o simplemente en cómo hacer mejor mi trabajo. Ahora Gandia no ha sido diferente, era un reto profesional y sobre todo personal. Levantar un periódico digital que tan solo conocían unos pocos gandienses era el mayor desafío de mi carrera profesional. Comencé con el miedo de no estar a la altura, continué con la ilusión de ver crecer día tras día aquel pequeño medio y hoy termino con la satisfacción de haber cumplido mi objetivo. Para muchos no habré estado a la altura, para otros simplemente he seguido un patrón pero en cambio para todas las personas con las que he trabajado o he acatado órdenes están más que contentos con mis funciones. Ello es lo que queda en mi cabeza. El reconocimiento de mis superiores, de mis compañeros, de los lectores de Ahora Gandia y de mis seres queridos.

No es fácil terminar un trabajo pero mucho menos por circunstancias externas a la empresa o a tu propio trabajo. Cuando pensabas que ese era tu lugar, una empresa pequeña que poco a poco se iba haciendo grande, que tus retos iban aumentando con el transcurso de los días y que poco a poco ascendías y de esta manera lograbas llegar a los puestos deseados, todo acaba. Un día estás arriba y otro abajo, así es la vida, ¿no?

Pero a pesar de hoy formar parte de las listas del paro, a pesar de que todo ha terminado, mis sentimientos son agridulces. Durante los  pasados 9 meses he aprendido de grandes profesionales, he madurado como persona y como profesional y sobre todo he podido ser periodista y con mayúsculas. Y aunque parezca soberbia, me siento orgullosa del trabajo que he desempeñado en Ahora Gandia y en Madiva Editorial. He logrado escribir sobre sexo sin ningún pudor, de economía sin que me temblara la mano, de tecnología sin pelearme constantemente con el ordenador y de noticias internacionales, sin conocer la situación de cada país (para ello he debido estudiar mucho). Esta ha sido sin lugar a duda una gran experiencia.

La vida continúa y yo con ella. Seguiré luchando por lo que quiero, por el periodismo. Continuaré buscando mi lugar aunque esté en la otra punta del mundo. Pero sobre todo no me cansaré de soñar, de pensar que en algún momento de esta dura vida los sueños sí se pueden hacer realidad.

Buen viaje amigos y a seguir soñando.

Carta a Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia de España

María MoraguesQuerido Alberto Ruiz-Gallardón:

Me dispongo a escribirle esta carta. Mi nombre es María Moragues, soy una joven de tan solo 24 años. Mi vida se ha desarrollado en el seno de una familia convencional, de esas que tanto le agradan a usted. Padres casados y trabajadores, sin antecedentes policiales. Mi hermana, una joven que todavía no ha encontrado pareja pero le aseguro que llegará a casarse y por la iglesia, esa religión que tanto usted proclama.

Después de ponerle en contexto le hablaré de mí. Soy una joven ilusionada que comenzó su carrera educativa en un colegio de monjas. Me inculcaron los valores de la religión, la igualdad y el respeto. Hoy, tras 24 años me declaro una revolucionaria.

El respeto por los demás es mi valor esencial. Respeto las opiniones de los demás españoles aunque no coincida con ellas. Usted no se asemeja en nada a mí. Es capaz de imponer una Ley del Aborto que considero que es la más retrógrada de la historia de la justicia española. Usted no debe decidir qué han de hacer las parejas españolas. Sí, la decisión de ser padres es tanto de la mujer como del hombre. Ser padres no es tan solo parir. Educar, guiar y amar es cosa de dos.

Igualdad. Todos los españoles somos iguales. Unos padres ricos sí que pueden decidir si quieren llevar un embarazo de alto riesgo, puesto que tienen un patrimonio económico suficiente para pagar un aborto ilegal en una clínica privada. En cambio, unos padres pobres han de seguir adelante, a pesar de no querer hacerlo. Qué deprimente, ¿verdad? Y usted quería que los niños sufrieran y sus padres con ellos.

Y por último la religión. Usted ha declarado en varias ocasiones su desapruebo a la Ley del Matrimonio Homosexual y además quería implantar una Ley del aborto retrógrada y poco humana. En cambio, el papa Francisco no se ha pronunciado sobre ello, ha decidido que cada persona cristiana direccione su vida hacia el lugar que desee. Pero usted un simple cristiano más es capaz de decidir qué deben hacer los españoles. Se equivocaba, señor Gallardón y su partido se lo ha trasmitido.

Llegará un día en el que se dará cuenta que su vida política y moral se acabó cuando decidió implantar una Ley del Aborto que perjudicaba a los hombres y a las mujeres por igual. Que nunca debió meter las narices en un tema tan serio como es el nacimiento de un hijo. Usted, religioso, aborrecerá el día en el que soñó que era la matrona de todos los bebés nacidos en el territorio español.

Si usted hubiera variado tan solo un punto, ¡un punto! de la actual Ley del Aborto tendría me aprobación. Una niña de 16 y 17 años no debe decidir si han de continuar gestando un bebé, los padres han de ser conscientes de que decisión toma tanto su hija como su pareja.

Hoy, señor Gallardón me alegro de que deje la política porque su ideología no cabe ni en las derechas ni en las izquierdas.

Hasta luego, señor Gallardón.

Atentamente,
María Moragues Alandete.

No dejes pasar la nubes o el sol

Maria Moragues

Pasamos el tiempo esperando que llegue una fecha importante y nos olvidamos de la esencia de la vida: VIVIR. Dejamos que los días transcurran sin mayor importancia, deseando que nos ocurra un hecho que nos marque la vida. Y la vida, gracias a Dios, la marcas tú.

Todo ello cambia cuando piensas que tu existencia o la de un ser querido pueden acabar. ¡Qué ignorantes somos! No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Un día una mujer me dijo: “María, la vida es dura pero debemos vivirla, no queda otra”. Así es por muchos baches que encontremos en el camino, nacimos para vivir y no para morir. Para disfrutar de ella como si fuera el último instante. Aprender que uno no gana por tener las mejores cartas sino por saber jugarlas correctamente. Porque poseer grandes riquezas no te extingue de recorrer los malos tragos de la vida.

Hoy, un día de lluvia hace recapacitar. Darle importancia al mero hecho de ver como las gotas de agua se desprenden de las nubes para llegar rápidamente al suelo. Sin importar que haya en medio de ese recorrido. Así es la vida, buscar un objetivo, intentar conseguirlo a pesar de los millones de obstáculos que te encuentres para lograrlo. Al final la gota de lluvia llegará a enriquecer la tierra y pronto nacerá el fruto del trabajo.

No dediquemos nuestra vida a dejar ver pasar las nubes ni el sol. No contemos las veces que hemos visto el sol y la luna. Pensemos cuántas veces más podremos disfrutar de los grandes placeres de la vida. Y tan solo deja que la vida te enriquezca de la experiencia.

Vive y deja que los demás vivan. Por un mundo mejor y sobre todo por una existencia incalculable.

No me llames iluso por tener una ilusión

Tras una campaña electoral muy fuerte, redes sociales impregnadas de hashtags, jornada de reflexión y unas elecciones duras, nos toca hacer una reflexión. Tal vez aquella que muchos partidos se niegan a hacer delante de la sociedad. Pero yo, un número más del censo electoral, sí que haré.

Me centraré en mi ciudad, Gandia. El PP ha ganado las elecciones europeas, leemos en todos los periódicos incluso en el que yo escribo, titular fuerte y contundente. Así es, son la fuerza política que más apoyo ha recibido en estas últimas jornadas electorales. Pero muchos no ven el descenso de votos, 5.000 menos respecto a las europeas de 2009. Ello supondría una caída en picado pero no. Todavía hay fuerzas para seguir luchando, dicen algunos. No me alegro de esta ‘derrota’, ni como ciudadana ni como gandiense. Creo que parte del grupo municipal está capacitado para más, hay grandes políticos detrás de las iniciales PP Gandia. Ellos han sembrado mucho y han recogido poco, pero así es la política, unas veces se gana y otras se pierde. Considero que han utilizado sus fuerzas para machacar al rival, dejando atrás su política como partido, así no se pueden ganar unas elecciones, por mucho que se empeñen algunos. Os dejo el vídeo grabado hoy en la rueda de prensa con Arturo Torró y Víctor Soler, es digno de ver.

Por lo que respecta al PSOE. Aquí hay mucho de lo que hablar. Ciertos políticos consideran que han ganado: “la izquierda gana en Gandia”. No sé dónde está su victoria, todavía no la he encontrado. Pasan de un 35.42 % a un 20.53 %. Los motivos de esta ‘quiebra’ son claros: no hay un líder en Gandia el cual acuda a ruedas de prensa con frecuencia, no se les ve mucho en la calle, sus políticas se basan en criticar al contrario… Todo ello provoca que Gandia no vote a los socialistas. Las caras largas ayer eran evidentes, sabían que habían perdido el apoyo de los ciudadanos. Sin duda alguna, necesitan un cambio.

Compromís sale ‘vencedor’ de estas elecciones, aumenta de 2.19 % a un 9.98 %, es decir multiplican por 5 los votos obtenidos en 2009. Pero así y todo, no todo es alegría. Han aparecido partidos como Podemos que pueden hacerle mucho daño a Compromís. Algunos rezarán para que esta nueva fuerza política no se constituya en Gandia. Así y todo, es una alegría para muchos ciudadanos que un partido minoritario consiga tantos votos como para tener un eurodiputado. Se palpa en el ambiente que la política está cambiando.

Con todo ello llego a una conclusión clara: en Gandia nadie se ha dado por vencido, todos se sienten ganadores. Pero no saben que muchos de ellos han perdido, no unas elecciones sino la confianza del pueblo que es mucho peor. Las cosas han cambiado, los partidos mayoritarios han perdido votos y los minoritarios entran con fuerza. Por lo menos esta vez, las elecciones nacionales o locales tendrán un sentido global y esperemos que representen a la sociedad, a la gente corriente como tú y yo.

Si los resultados de las elecciones hubieran sido locales, los partidos hubieran conseguido estos concejales:

(Conviene recordar que actualmente Podemos no es una agrupación local)